TiraEcol

Tira Ecol

viernes, diciembre 28, 2007

Solo cinco palabras y todo el sentimiento...

¿Cuáles 5 palabras tienen todo un sentimiento y me justifican el hecho de que dentro de poco me bañe, me vista, me vaya y no escriba posiblemente por algún tiempo?

GABY YA VIENE PARA ACÁ...

Listo, 5 palabras. ¿Vieron?

P.S: Para los curiosos, me faltan 300 para los 3000.

Un rapidín, pero no como me gustaría

Hoy ibamos a hablar del vacilón que fue estar con Percantilla y de lo mucho que disfrutamos entre comidas, chismes, problemas, soluciones y el siempre famoso Kiosco (en mayúscula) que Gaby y yo tanto hemos usando en el pasado. Pero como siempre, hay algo que no sale como lo planeado.

Si me fui de aquí a la 1 p.m para ir a comer con hermanilla, con el internet caído pero tranquilo, fue porque le había mandado un mensaje a Enrique, personaje fatídico, para informarle sobre la situación y que lo reparará. Pero cuando vine a las 6, listo para trabajar rápido y dormir, no me esperaba que no habría internet todavía... ¿Tremendo fiasco?

Claro, ustedes me dirán. Pero Simón, llevaba 2100 correítos y le quedan 3 días para hacer esos últimos 900, ¿para qué se estresa? Me estreso porque sino seguía con el cronograma, no me podría ir el sábado para Ciudad Quesada, en caso de que sea haya donde vayamos a pasar la próxima semana Gaby y yo, idea más plausible porque no me ha llamado ni nada. Y me hace tanta falta que un día sería ya mucho.

Pero bueno, si estoy escribiendo, es que volvió el internet, curiosamente solo porque Enrique llegó hora y media después de que yo estaba trabajando. Acabo de terminar y por fin tengo 2400 correítos a mi haber, toda una semana de trabajo. Me duele la espalda, la cabeza y los ojos, pero toy feliz.

Mañana cuando termine los 300 matutinos, llamaré a Gaby para decirle que puedo irme el sábado si ella quiere. También es mañana cuando termino de comprar todos los regalos de Gaby para Navidad y el Mesario, en sustitución de lo que será su regalo de cumpleaños del próximo año. Y será mañana cuando me vuelvo a ver con Percantilla para matar aún más el tiempo. Solo esperemos que este internet no se me vaya todavía, ahora que tanto lo necesito.

¡Buenas noches!

jueves, diciembre 27, 2007

Último sueño

Estaba en el carro del calvo adelante, mi hermana estaba atrás. Seguía del mismo tamaño que la última vez que la vi. Estábamos llegando a un parque que podría ser cualquiera, porque lo reconocía. Paró el carro, me bajé y me di cuenta que solo llevaba el maletín de la computadora y que había dejado mi maletín con ropa y demás cosas. No me acuerdo de haberme despedido, pues nada más empecé a caminar.

Era de noche, tal vez bastante tarde, porque gente rara me decía cosas aún más raras, con policías cruzando las calles a cada momento. Alguien toco el pito de un carro al lado mío y volví a ver. Era mi tata, en un tipo 4x4 un poco viejo, pero todavía impotente. Era por eso que tenía que llevar ropa, porque me iba a quedar con él un tiempo. Recién me monté en el carro, se hizo de día y mientras el me sonreía y manejaba, yo reía y contaba alguna historia loca.

En algún punto, nos bajamos del carro y empezamos a caminar por una ciudad atestada. En una esquina nos encontramos con mi pseudo tía Sara, la que le ofreció una Biblia. Ella lo miraba con furia, y él seguía sin saber quien era ella, hasta que me cansé de toda la mímica y con mi mayor sonrisa hipócrita pero tono hijueputa, le dije "Hola Tía". No me acuerdo que dijo ella, pero mientras mi tata le compraba una biblia sólo para fastidiarla, nos miro a los dos con bastante odio.

Empezamos a bajar entonces una cuesta como la del colegio Metodista, riendo de ella, riendo del mundo y felices por estar juntos. Y eso fue todo.

Lo escribía antes de que se me olvidará, porque entre todos los sueños de pesadillas que tuve hoy en la madrugada (uno con mi típica terror a que se me caigan los dientes y el otro sobre un terremoto que había despedazado a Costa Rica), ese fue realmente un sueño. Les dejo acá la foto de mi tata para que ayude con la imaginación, jeje.

miércoles, diciembre 26, 2007

Después del estrés, lo logró otra vez... Rima no planeada

Pues sí, fue una mierdita el día de hoy, hasta hace poco. Bueno, tal vez no tan mierda. Pude hacer 200 correítos en la mañana para darme cuenta que el internet se pasaba cayendo y habiéndose ido Enrique al puto tope, esperaba no tener internet hasta la pura noche, en que tendría que hacer 400 correítos que aunque posibles, serían cansados. Pero justo a las 6 de la noche, todo cambió... o tal vez un poco más temprano.

Gaby y yo andamos viendo si por fin yo voy a Ciudad Quesada o si ella viene para acá; las razones para que prefiramos estar acá son obvias, porque no tendríamos que ver a los papás y podríamos a estar simplemente solos, para hacer de las nuestras. Pero la idea de que yo nunca he ido a Ciudad Quesada y de que, de todas formas, los papás posiblemente prefieran tener a ella conmigno allá que no tenerla del todo, posiblemente me termine llevando a la Zona Norte... ¡Jeje!

En todo caso, el día de hoy fue como siempre. Llegué a las 100 páginas del libro El Cisne Dorado, empecé a leer un libro de Eco llamado Seis Paseos por los Bosques Narrativos y seguí leyendo la siempre hermosa Historia de la Literatura Costarricense del genial Abelardo Bonilla; Gaby está harta de que lo yo lo mencioné para todo, ¿pero que le podemos hacer? Jugué Fallout 2 y me agüeve a los 15 minutos por saber que nada estaba haciendo. El hecho de que tuviera tiempo por no poder trabajar no me dejaba estar en paz y me sentía como un puto vago que debería estar haciendo algo mejor.

Pero a las 6:00 p.m, después de estar un rato leyendo, me preparaba ya a agüevarme por el internet cuando me di cuenta que ya había; les mentiría si les digo cuando creo que volvió, aunque para las 4 y media seguía igual. El punto es que recién he terminado los 400 que me faltaban y así, seguimos bien con el programa. 1800 correítos en 3 días. Si seguimos así, que es lo más posible, podría estar listo para irme el sábado, en caso de que fuera a Ciudad Quesada.

Y por último, hablé con mi tata y nos dijimos que tanto nos hacemos falta. Claro, él no tiene internet y se la pasa en la playa, cogiendo y demás cosas que no quiero saber, pero igual un correo, después de tanto tiempo sin hablar, es la expresión semiótica más expresiva. ¡Jeje!

Bueno, los dejo que me tengo que levantar mañana a las 6 para dejar la ropa lavando y ver si empiezo con los 300 matutinos temprano, que parece que viene Percantilla a visitarme. ¡Buenas noches!

P.S: Recientemente tuve un sueño en el que quería escuchar la introducción de Elfen Lied, mientras le explicaba a Claudia de que se trataba el anime. Pero habían problemas rarísimos y por fin nunca pudimos verlo, ni escucharlo. Así que como soy un picado, les dejo el Opening y Ending de Elfen Lied, con los subtítulos en latín e inglés, para los que no sean Filólogos Clásicos.

martes, diciembre 25, 2007

Solo para completar la historia

Notica feliz, feliz... Hablé con Gaby y aceptó que me quedará en Ciudad Quesada desde el día que termine los 3000 correítos (llevo 1200 por ahora) hasta el viernes, que me vendría de regreso para seguir trabajando. ¡¡Que feliz que estoy!! Estar casi una semana con Gaby después de no verla en dos malditas semanas es de lo mejor.

Claro, me podría poner a pensar que en bueno lid, pasarían casi dos meses después en que no la vería, porque todo Enero y todo Febrero no tiene nada importante, a expeción del mítico concierto de Maiden, pero yo sé que ahí logramos hacer que venga un par de días por lo menos. Pero estoy feliz... Maldita sea... ¡Estoy feliz!

Navidad, Año Nuevo y Mesario...

Yo sabía que tenía que escribir este posteo antes. Ayer (hoy a la 1:30 am) o antes de empezar a trabajar en la mañana, tipo a las 9. Yo sabía que no era tan fácil en este mundo mío conservar un humor para escribir algo, menos cuando es tan personal como estas Crónicas. Pero ya me agarró tarde, y no lo puedo evitar. Así que a razón de lo que habría de pasar más tarde, y para ser lo más fidedigno posible, dividiré el blog en el A.L.G (Antes de la llamada de Gaby) y el D.L.G (Después de la llamada de Gaby).

A.L.G

Hace tiempos que no celebraba una Navidad parecida a lo que vivi junto con Olga y su familia estos últimos dos años. Porque sí, no puedo negar ahora que en su momento fueron formas diferentes de disfrutar la Navidad, sin rezos, sin niños, ni árboles de Navidad, tomando en cuenta que mucho menos que habían decoraciones "navideñas". Siempre la misma cena de siempre, las habladas y el año pasado, un amigo invisible que me dejó como recuerdo mi amada libro (y todavía no leído por completo, por razones personales) Alquimia & Mística. Pero lo de ayer, lo de ayer fue...

Empezando porque me pusé zapatos y todo había comenzado viendo un Risk que tiene Chewie del Señor de los Anillos (Y no sabe jugar... ¿Así o más pipi?) y juegos de hormigas, cartas, platanitos dulces, y libros que hablan con Javi, el hermano de Chewie. Pero bueno, eso era lo de menos. Terminó llegando la familia y entre el Vodka, el vino, la comida deliciosa con carne, la ensalada, la coca-cola y otras cosas, terminé dándome cuenta que estaba lleno y que estaba feliz. Sí, podríamos alegar que con panza llena, corazón contento, pero era algo diferente. Algo que no logré definir hasta después.

Primero vinieron mis regalos y de unos cuantos, pero fue el ver a Javi bajar las gradas, creyendo en serio la llegada del Niño Dios, viendo sus regalos con asombro, lo que completó el rompecabezas. Fue el ver el papel de regalo volando por doquier y la sonrisa y la ilusión lo que me hizo recordar aquella niñez largamente perdida cuando vivía todavía con mi mamá y podía verme (y luego a mi hermana) haciendo lo mismo. El frenesí de romper los regalos y descubrir cada cosa, el saber que uno pasaría todo el día siguiente probando cada uno de los nuevos juegos porque uno se terminaría durmiendo del cansancio, aunque podría haber deseado no dormir, en fin, todo eso que se le llama por aquí en Tiquicia Navidad. Sí, seguiré pensando que la festividad es Gringa, capitalista y que para reunirse con la familia, están todos los otros 364 días del año. Pero hay ciertas cosas que tenemos que admitir.

Mis Dos Regalos: Una colonia Betton Sport toda rica y una sudadera Nike. (La sudadera tiene un Nike inmenso al frente y un U.S.A por ahí, enorme también. O sea, pipi y gringa, nos cosas que detesto. Pero la verdad, es caliente y siendo el color que me gusta y caliente, sólo voy a esperar usarla mucho y que se haga mierda para poder decir que es chancletuda, y no pipi. Sorry Chewie, pero así soy yo, en todo caso)


Debido a este proceso de enseñanza y socialización a los que hemos estado expuestos desde que los malditos españoles vinieron, la doctrina, no católica, pero simplemente religiosa occidental ha sido importante para nosotros. Y no podemos negar que, por lo menos para mí, que el 25 de Diciembre termina siendo la ocasión perfecta para reunirse, para reír y para ver a niños abrir sus regalos con locura. Sí, los regalos se pueden dar cualquier día, ¿pero no es más bella la ansiedad, la espera y la magia? Repito, seguiré pensando lo que pienso de la Navidad, pero lo de ayer, lo de ayer fue especial.

Chewie, tal vez tenías razón, al igual que yo la sigo teniendo. Hace ratos que no tenía toda una familia a mí alrededor, con sus costumbres C.N (Cátolicas Nefastas), pero una familia sin embargo. Llevaba dos años yendo ya a donde Olga y Co. pero lo de ayer seguiré diciendo que fue diferente, tal vez más mágico, tal vez más bonito. Son mis recuerdos los que me hicieron enternecerme con el frío y el verde y rojo de la decoración, fue el volver a mi niñez (a cuando era simplemente feliz. Ahora soy feliz, pero con pichazos de mierdas por el camino) y poder sonreír de ver las escenas casi olvidadas. No puedo detener el tiempo, claro está, ni mucho menos devolverlo. No puedo cambiar los últimos 4 años de mi vida y esperar que la Navidad de verdad siga siendo esa fecha importante, pues la veré siempre primero como un abuso neoliberal para sacarnos nuestro dinero a todos, ¿por qué a donde viene lo de los regalos, después de tanta mierdita del Niño Dios en lugar de Santa? Pero el punto es que era un cambio y a la larga, todo cambio es bueno. ¡Gracias Chewie!

D.L.G

Ahora sí, vamos a lo que cambió el humor entonces. Gaby me llamó y después de invitarme a pasar el Año Nuevo en Ciudad Quesada, hablamos de mil y una cosas, desde la niña cristal hasta su ayuda en el engaño del regalo de Chewie (Yo pensaba que era un reloj, o sea, lo iba a empeñar). Pero en medio de todo eso, se me ocurrió preguntarle si ella se devolvía conmigo el 1 o si ella venía luego el jueves para celebrar el Mesario, para lo que me dijo que no. Que no vendría conmigo, y que no vendría luego. Que el Mesario lo celebrabamos el mismo Año Nuevo, adelantando la fecha y listo. Y en un segundo, todo el ánimo cambió.

Supongo que se noto, porque ella empezó a decir que como me había agüevado, haría todo lo posible por venir. Pero era yo ahora el que no quería. Le estaba escuchando el tono de voz que tenía cuando me lo decía y era un "Que pereza", un "Esta bien, pero sólo porque usted está jodiendo mucho". Un tipo algo así. Claro, hago justicia a Gaby, puedo ser bastante patético en ese tipo de cosas. Al final, quedamos en que yo iría para Año Nuevo, tal vez desde el sábado y que lo pasaríamos juntos paseando y etcs... Supongo que ella pensó (a menos que me haya adivinado lo suficiente) de que todo estaba bien ya, así que colgamos con prisa y listo.

Ahora, ¿por qúe me agüevé? ¿Por qué sigo cabizbajo, sin ánimos para ni picha? Pues porque esta es la primera vez que en alguna relación de mi vida yo duró más de 5 meses. Sería el primer Mesario de seis meses que yo cumpló en mi vida y eso lo hace importante. Es importante porque tenía tres regalos para Gaby y aunque Chewie considera que es un tremenda culiolada, iba a ser algo importante para mí; de paso, gracias por la ayuda Percantilla, pero será para otro momento. Es importante porque Gaby y yo ya habíamos dicho que queríamos hacer para esa fecha, lo teníamos todo detallado, y ahora vale picha, porque igual no lo vamos a poder hacer.

Yo sé que sonará injusto y que debería estar agradecido porque igual voy a ir a Ciudad Quesada a pasar tiempo con ella y que podría ser mucho peor porque pude ni siquiera haberla visto para la próxima semana, pero igual... ¿No puedo permitirme ilusionarme? ¿No puedo admitir que tenía todo planeado para que fuera una celebración especial aquí, con mis regalos, y ahora estos valen picha? Sí, se los puedo hacer en cualquier momento, pero no es lo mismo, ¿me entienden?

Y por eso es que aunque estaba feliz, ahora estoy pseudo-triste. Porque a pesar de que me hace feliz la idea de verla, me hace infeliz la idea de que aunque voy a pasar el 31 con ella (Y si me pusieran a escoger entre 31 y el 3, definitivamente esperaría estar con ella el 31), no voy a estar el 3, y porque ella no puede venir. Hace poco se me ocurrió la idea de llamarla y decirle que si me puedo quedar en Ciudad Quesada hasta el 3 y después vengo a trabajar Viernes, Sábado y Domingo a un ritmo animal para poder completar por lo menos los 1600 básicos, pero quien sabe que dirá. Ojo: Yo sé que esto es una estupidez, de hecho, lo sé mejor que nadie que me pueda criticar en este momento... ¿Y qué?

Aunque dudo mucho que Gaby lea esto porque de todas formas cuando le dije que llevaba posteos todos los días fue como un ... "¡¡!!"..., solo por si las moscas: Gaby, yo sé que no debería estresarme por esto. Yo sé que a la larga estoy ya recibiendo en el mejor regalo porque vos a nadie invitas a Ciudad Quesada, a excepción del idiota ese y a mí. Pero, ¿si me entendés verdad? ¿En mi locura y todo? Conozco mi extraño potencial (Wow, y que potencial) de sobrevalorar cualquier estupidez a puntos asombrosos, como ya lo hemos visto vos y yo en puntos anteriores. Pero esto de los 6 meses sí es importante para mí, y por eso estoy así como estoy ahora. ¿Semejante tontera, verdad?

P.S: La foto la puse porque me da gracia y tal vez así suba un poquito el ánimo.

lunes, diciembre 24, 2007

Volvemos a trabajar, con una pereza infinita

Ya terminaron las vacaciones, otra vez. Toda esta semana, será lo mismo que la pasada, 600 correítos diarios. Hoy es especial porque teniendo la cena navideña en la casa de Chewie a las 8 p.m, tengo que terminar esos 600 lo antes posible, si quiero volver a tener un domingo libre, como fue ayer.

Pero por el mientras tanto, tengo muchas otras razones para estar feliz. Parece que Gaby va a hacer todo lo posible para venir a Año Nuevo y pasarla juntos, con una variante de que sea yo el que vaya a Ciudad Quesada a celebrar con la familia; por razones obvias, preferiría quedarme por acá. Además, ya la mamá me anda buscando como chofer oficial en sus paseos de Semana Santa, lo que me llamó poderosamente la atención. ¿Será sacar la licencia la solución a mis problemas de aburrirme en puta en mis semanas santas? Claro, hemos de recordar que este ilustre pseudo escritor no maneja absolutamente nada desde principios de año y aunque llegó a ser bastante bueno, las habilidades, sin práctica ni constancia, pierden esplendor. Es claro que no había llegado al nivel de "lo que bien se aprende, nunca se olvida"...

Además, ¡¡Ya me vinieron a dejar mi entrada de Maiden!! Impresa, hermosa, con letras claras (Menos en Sim n Acosta, por una ó con tilde que le quitaron). Ya la tengo, nadie me la puede quitar, y ese día estaré viendo uno de los mejor Tour que podría esperar disfrutar. Claro, sigo pensando que ciertas personas no deberían ir (ciertas personas que en un exceso de inmadurez habían estado fastidiando en concepto de milagro y demás cosas), pero bueno. No importa. Yo ese día estaré solo (tal vez con Oscar, el compa de Gaby), y no dejará de ser demasiado bueno. Hasta con el pichazo de Maras (Sí, Maras) será algo digno de recordar.

Y bueno, sigo escribiendo los Tres Cisnes Plateados, el libro que empezó siendo un cuento y que ahora lleva casi 80 páginas. (Puta, tengo hambre. Voy a tratar de no comer ese puto arroz con pollo seco del chino, que no llena nada). Debería estar durmiendo de aquí a las 2 p.m, que es cuando empiezo a trabajar. Pero decidí empezar más temprano aún, a las 12:30, dentro de una hora, para salir de eso aún más temprano. Igual, aunque estoy leyendo Vergüenza de Rushdie, hoy por alguna razón no quiero leer. Tal vez un tributo a Vina y Ormus y un Rai practicamente casado... Tal vez porque estoy loco. O aún más, porque hoy tembló y eso era de un libro, no de una realidad.

¡Ciao!

domingo, diciembre 23, 2007

Mi primer día de vacaciones

Por fin, luego de semanas en que me tenía que levantar temprano y aún meses en que mi fin de semana era sólo una extensión de mi trabajo, hoy puedo levantarme tarde, leer y sonreír de que no tengo nada que hacer, más que disfrutar de mi vida. Logré los 3000 correítos ayer después de los últimos 150 y por eso, estoy realmente feliz. Claro, mañana tengo que empezar de nuevo, siempre luchando por ese salario del viernes, y aunque pueda ser más díficil mañana (Tengo la cena en la casa de Chewie a las 8 p.m, por lo que tengo que hacer los 600 antes), sigo teniendo una sonrisa.

Hoy, en todo caso, ha sido ya desde temprano un día realmente hermoso. Me levante, extrañamente, del lado de la cama que ocupo solo cuando esta Gaby durmiendo conmigo y mirando al lado suyo, me di cuenta de algo increíble pero cierto. Ella me había visitado. Luego hablando con ella, y antes de decirle mi verdad, me di cuenta que ella había soñado con que dormía conmigo en mi cama, y que yo la abrazaba, justo como yo había sentido. Tal vez es ya la fuerza de lo mucho que nos extrañamos o (y esto no se lo dije a ella) lo mucho que deseé fervientemente poder salir de mi cuerpo y visitarla o que ella pudiera hacer lo mismo. Milagros, a fin de cuentas... ¿verdad?

Las entradas de Maiden por fin me las traen mañana y aunque ese costo de 1,500 colones significa un día menos de comida, estoy viendo si Chewie me los presta mañana cuando vaya a su casa. Si no los consigo, vale picha. Tendré mi entrada y seré feliz. Maiden, Maiden... Todavía suenan en mi cabeza las canciones que se vuelven favoritas (aunque se podría decir que amo todo Maiden y su repertorio) junto a las clásicas del disco de Somewhere in Time (el primer disco escuchado en mi vida) y Fear of the Dark, The Clansman, Dream of Mirrors, Two minutes to midnight y otras. Ahora son Educated Fool, A Brave New World, No more lies y otras muchas las que me llenan, a todas horas, preparándome para el concierto.

Y hablando con Gaby, y partiendo de un deseo nocturno hoy en la madrugada, me doy cuenta que tengo que escribir. No sólo este blog, que por fin nunca sé si lo lee alguien más que Chewie y yo, sino algo más. Posiblemente, apenas terminé este posteo, abro Word y empiezo... "La experiencia de un pueblo"... ¿Quién sabe? Tal vez lo pueda ver en algún periódico, jeje.

Eso sería todo por ahora. Todavía eúforico por hablar con Gaby y por haber terminado por fin El Suelo debajo de sus pies, tengo que seguir moviéndome y crear o recrear algo para mí. Tengo hambre pero hasta la noche como. ¡Que gran verdad! Todo es hoy Gaby, alimento y mi primer día de vacaciones.

sábado, diciembre 22, 2007

Entre Rushdie y la ansiedad

Hace mucho tiempo, en Moravia, con un piso blanco y frío a mis pies, con una cocina que tenía lo que esta todavía no tiene (una refri, un microondas, una plantilla y un coffee maker), sentía lo mismo que ahora no puedo evitar reconocer. Llevaba una tanta continua de lectura del libro de Rushdie y faltando unas 200 páginas (Me di cuenta que era largo), me sentí, al mismo tiempo, sólo y desesperado por escribir. Por eso es que ahora, mientras escribo por aquí, se abre el Word, listo para recibir de estos dedos fríos pero ansiosos, el inicio de un cuento nuevo.

Lista de posibles cuentos para escribir:
1) Terror en el Tren.
2) Terror en el Hospital.
3) Terror en el Museo de los Niños.
4) Terror en la Biblioteca Monge.
5) Historia del mae conectado y en coma.
6) Continuación del Libro Los Tres Cisnes Plateados.


Sí, se podría decir que mi mente está plagada de terror, de cuentos macabros de lugares espeluznantes que podrían llegar a ser obras maestras, como convertirse en mis intentos fracasados de probar con el Horror de la Literatura, como Lovecraft ya lo habría determinado. Pero hoy, tal vez por haber hablado con Gaby, tal vez por seguirme encontrando mi historia con la mujer que amo en el libro de Rushdie, o tal vez porque estoy solo, la extraño y eso me hace aún más culiolo, no puedo escribir terror. Así que las opciones del 1 al 4 quedan eliminadas y la número 5, aunque podría tomar un curso de amor, realmente es más complicada. Y así, los cisnes terminan ganando la contienda.

Extraño que cuando vivía en Moravia, la soledad me llegaba porque simplemente no tenía más que una computadora sin internet con Diablo II y mis libros, amigos que nunca abandonan. Era en los tiempos en que leía 4 o 5 libros al mismo tiempo porque no tenía nada que hacer más que trabajar (en el trabajo, había tanto tiempo que seguía leyendo). Y era en los tiempos en que más solo me he sentido, más desesperado, más frenético en ese ideal de tener quien estuviera a mi lado para apoyarme.

Ahora, todo está invertido pero el sentimiento, curiosamente, se vuelve el mismo. Ahora tengo internet y un MSN para hablar con la gente (no hay nadie conectado interesante ahora), tengo mi correo, tengo este blog, tengo youporn, Facebook, jueguitos virtuales, Fallout 2 (Desinstalado, aunque tengo ganas de instalarlo, perder el tiempo y volver a quitarlo) y demás cosas. Y aún más importante, tengo ya a esa persona con la que creo poesía, esa musa que trasciende la inspiración y se fija en un punto medio entre la divinidad y el caos primordial. Y hablar con ella, una solo letra de un mensaje que me llega por una pantallita de mi viejo celular, me hace inmensamente feliz. ¿Tonces?

Ahora debe de estar en la piscina. Eso decía el último mensaje, acompañado con el beso de siempre y el amor constante. Pero es ahora en que el celular no se mueve, y en que mis dedos no esperan más que un momento que no sé cuando llegará, cuando siento más su ausencia. ¿Alguna vez he dicho que mi mayor temor es la incertidumbre? Bueno, si no lo he dicho, lo digo ahora. Odio/temo/aguardo la incertidumbre de la vida, el no saber que puede pasar, ni el cuando, el como ni el donde. Tal vez por eso siento más la soledad hoy. Porque no sé cuando estará Gaby de vuelta, porque no sé donde están mis amig@s de verdad y sí existen, porque no sé si, como diría Rushdie, el suelo debajo de mis pies existe o no.

Pero yo creo que esto calma un poco mi ansiedad. Instalaré Fallout 2, jugaré un rato, me enojaré por la pérdida de tiempo en que, no puedo negar, me divertí un poco. Y después escribiré, como si no hubiera mañana. Perderme a un mundo inventado que puedo controlar siempre fue algo hermoso.

viernes, diciembre 21, 2007

Nueva Foto de Dino y Abraxas

Sólo para terminar hoy, Chewie dibujó en Paint los que serán los protagonistas de la serie de aventuras de Dino y Chewie. La foto del personaje de Chewie lo podrán ver en su Blog, en la parte de vínculos. El mío, recién sacadito del horno, se los pongo acá para que le echen un ojo al talento de la Gárgola Chewwesca... Jeje...




Por el otro lado, este es Abraxas, mi versión superhéroe que pelea en Facebook (yo sé, es una vagancia. Pero sólo quiero tener todas las mierditas. ¿Es mucho pedir?)

Hoy reboso de amor. Una HIistoria de Amor.

No sabría explicarlo. Creo que tenía algo pensado para escribir hoy, como lo mucho que me había divertido ayer con Claudia y Laura e Issac, o como terminé ganando más adeptos para mi proyecto de Costa Rica Mágica (nombre temporal mientras me reuno con los demás y le ponemos otro), pero ya no puedo. No puedo más que hablar de lo mucho que amo a Gaby y como Gaby es mi mundo, como amo a todo.

Sonará culiolo, sonará obsesivo, sonará idiota... Pero me vale picha. Hoy, con una hablada que llevará ya todo el buen día entre mensajes, llamadas y suspiros, he hablado con Gaby, no más ni mejor, sino de una forma sincera, amorosa y exquisitamente sonriente. Hoy me doy cuenta de esos detalles que me hicieron amarla como la amó y que hacen que sea ella la que posea la única llave que entra y sale de mí, la forma de bajarme las defensas y conocerme.

Gaby y yo nos conocimos a principios de este año, una tarde calurosa de un Martes, ambos esperando afuera del aula 113 (creo) para las clases de Taller Liteario. Ambos con un libro, ambos sentados en el suelo, ambos matando el tiempo por haber llegado temprano, ella aún más que yo, huyendo de una sombra.

Supongo que en todo ese había algo más. Más tarde nos enteramos de que Gaby no iba a mi grupo de Taller Literario y que era sólo porque yo le había dicho que yo iba a taller que había asistido al mismo grupo. En El Mundo según Garp, la madre del protagonista, Helen, habla de la fraternidad de las personas con libros que seguía su vida; Gaby y yo somos parte de ella y nos identificamos sin darnos cuenta, como miembros de una logía inmensa que dominaba la magia y la fantasía.

Entre ayer y hoy le explicaba a Gaby las cosas que más me encantaron de ella, esos pequeños detalles que me dijeron desde un principio que tarde o temprano caería; si le preguntan a la misma Chewie, ella les dirá como, cuando le dije que yo era Bi, le dije también que estaba posiblemente enamorado de una mujer de mi taller, aunque después lo desmentí cuando ella la identificó. Y entre recuerdos y una que otra sonrisa, esos pequeños detalles salieron a la luz.

Lista de Pequeños y engrandecidos detalles:
1)El Guiño: Sentados en una esquina de la clase de generales, ya la noche cernida en las ventanas, Gaby me da la espalda, con una hoja ya afuera, al haber comprendido como se tenía que hablar con mi sordera y mi afición al silencio. Estábamos riendo y sonriendo, sin ser todavía más que dos compañeros que no se conocen. Sólo duró un segundo y en un segundo todo cambió; le siguieron otros, pero fue ese primero el que movió, como diría Rushdie, el suelo debajo de mis pies. Se volteó y me guiño el ojo y en ese guiño, lo vi todo: Mi pasado, mi verdad, mi amor, mi dolor y muy en el fondo, oculto en una capa que habría que despejar después, mi felicidad. Era el principio de una caída que me llevó al cielo.


2)La mano: Si ustedes le preguntan a Gaby donde se concentra su energía, siempre les dirá que es en sus manos; uno mismo lo puede sentir porque están generalmente hirviendo, rebosando de poder. (Para los curiosos, yo todavía no he definido donde se concentra mi energía. Tal vez sonará raro, pero creo que es en los pies y que es por eso que nunca siento frío a pesar de andar descalzo o el porque cicatrizo rápido o aún más, porque nunca me ha pasado nada grave). Pero en Gaby, cuando nos conocimos, su mano era un algo sagrado, algo que no se debía tocar pero que me atraía. Otro lugar y tiempo: Conferencia sobre Billo Zeledón para Taller Literario, Gaby y yo sentamos en una grada del auditorio de Letras, ella escuchando y yo mirándola. No sé que fue lo que me pasó, pero cuando me di cuenta, hacía un ojo que todo lo ve, encerrado en su mítica pirámide (por alguna razón, me encanta ese símbolo) en la palma de su mano.
















Algo pasó sencillamente cuando lo terminé de dibujar. La miré por un tiempo y con dedos temblorosos, escribí un mensaje en mi celular.


Mensaje que escribí en el celular para que lo leyera Gaby: "Sos peligrosa"


Lo era porque estaba capturando mi corazón por medio de su mano, dando rienda suelta a mis sentimientos con esa energía de sus diez dedos que me atraían, inexorablemente, a terminar amándola.


3)Pasos: Esto es fácil de explicar. Todos los días, cuando terminaba el taller, yo acompañaba a Gaby a la parada del bus de Heredia, esperaba que se fuera y después corría (generalmente me agarraba tarde)para agarrar mi bus para Coronado. Pero en esas caminadas, donde estamos alejados hablando de juegos, historias o pasados, ese caminar, esos pasos, todo ese accionar de su cuerpo para moverse me absorbía. No era verle ninguna parte en específico de su cuerpo, pues era como trascenderlo. Era ver a una mujer increíble, de paso pausado, un pelo rebelde que siempre amaré y un bulto que cargaba con sus pertenencias. ¿Raro? Tal vez. Pero esa es la verdad.


Esos se podría decir que son los 3 Grandes Pequeños Detalles que hicieron que todo este amor empezará. Si de momentos especiales se tratará, hay montones ya, que por casualidad, empezamos a mencionar Gaby y yo hoy y que podrían ser a la larga la razón de que ande con este corazón que se quiere salir.

Esta la vez que fuimos al Lugar de los Espejos, donde un reflejo de nuestros cuerpos nos daba el eco de la charla, la inocencia, la pasión, la historia por contar y el pasado; la vez que fuimos al Museo de los Niños y volviéndonos pequeños, salimos más grandes, después de un libro, todas las actividades y montones de fotos que pondría aquí, sino fuera porque ya están en otros muchos lugares; nuestra primera visita al Jazz Café, que hasta donde recuerdo (Gaby, esto si se me pierde) era para escuchar a mi Ex-Tío Bernardo, tocando con Fidel Gamboa; el recuerdo de una lágrima en el Kiosco (el mismo que me vió luchar por un amor que creía perdido y el mismo que me vió luchar para no aceptarlo, mucho antes) donde Gaby fue simplemente Gaby, sin defensas, sin seguros ni candados.

Estuvo la primera vez en la casa del Calvo en donde no fue la inocencia, sino la emoción la que ocupó un escenario que de un espectáculo que terminó rápido; la primera vez que nos dijimos Te Quiero, excusándonos en nuestra amistad cada vez más fuerte; la conversación que tuve un día por el MSN donde me rendía ya al amor y la declaración del día siguiente; la primera vez que Gaby me "dijo" Te Amo (la primera vez, costumbre que tomo por algún tiempo, me dijo solo Yo también) y por fin, la noche de un 3 de Julio en que hablando "bromeando" sobre un noviazgo hipotético, terminé diciéndole que quería ser mi novia.

Tantos recuerdos que faltarían por incluir, tantos otros que son sólo para ella y para mí, ni siquiera para el pobre Crónicas, mi fiel Blog y sus menos leales lectores. Sigo rebosando de amor, pero tengo que parar de hablar para trabajar un rato y hablar con esta Chewie que quiero (perdón, amo, a mí propia manera de amarla). Gaby ahora está en la playa y nuestra sesión ha terminado por su cansancio. Pero ya hoy supo que yo soy todo de ella, y que podrá sonar riesgoso, pero que puede hacer lo que quiera. Y lo declaro públicamente: Gaby es la única que me conoce, la única que me sabe lo suficiente para hacer lo que quiera, y la única que posee tanto mente, piel y corazón de este chancletudo/dinosaurio... Hoy más que nunca la extraño. Hoy más que nunca he entendido cuanto la amo.

jueves, diciembre 20, 2007

Algo rápido

Escribo ahora porque dentro de 10 minutos tengo que hacer el intento de terminar los 300 correítos que me faltan del día de hoy. Hoy es cuando no duermo acá porque me devuelvo al Carmen, como Rai(fotógrafo de Rushdie y su libro), nunca volvería a Bombay. Así que nada más era para explicar porque hoy en la noche no habrán posteos, hasta mañana... quizás.

Nada más quería comentar un pedacito más. Acabo de terminar una tanda de 3 horas del libro ya mencionado, y no puedo evitar pensar e identificarme más con el Fotógrafo Ray, amante de la fabulosa Vinya(que es Gaby) y no con el mítico Ormus(amor verdadero de Vynia). Sí, se podría decir que todo empezó con que fuerámos amantes, pero no podría negar que hubo un momento en que me creía ese Ormus que en lugar identificarse con su amor por medio de la música, lo hacía a través de las letras.

Pero a la larga, y recién me doy cuenta, yo soy los dos. Soy tanto ese Ormus (sólo que no tan exótico y seductor. Bueno, tengo hablada de mierda, eso sí) que enloquece por su arte y escucha voces de un más allá que no logra identificar, sediento de amor y lujuria como soy también el Ray que busca la fama, la reputación y que en medio de sus rechazos y su mierda, emerge para coronarse como un campión, único sobreviviente de un trío complicado, narrador exclusivo de la historia.

A la larga, todos somos todos. Y tirando aún más lejos... Yo estoy loco.

¡Ciao! Hasta mañana.

miércoles, diciembre 19, 2007

Que Gracioso

Algunas cosas graciosas del día de hoy, que el cansancio sólo me permite hablar de esta forma:

- Ponerle energías a algo funciona, pero claro, si dos personas le están poniendo energías a lo contrario, está díficil. Hoy Gaby me ganó, pero si lo miro de forma aún más hijueputa... ¿No es mejor que vaya y sufra un rato? Un milagro pasó hoy y en Febrero yo lo voy a disfrutar.

- Comerse una pizza con té frío y como postre un cangrejo dulce funciona para el hambre y llena en puta. A las 5 horas es como si uno no hubiera comido nada.

- Cuando a uno le da un frenesí de comer, es mejor asegurarse que uno realmente tiene la plata que cree tener. Es mucho mejor que luego darse cuenta que lo que fue un café y un cangrejo podría ser un día más de comida.

- Estresarse por la entrada de Maiden que no llegaba era un sin sentido. El evento es hasta Febrero y tenía de sobra apra recogerla.

- Primera Navidad que se celebra en una casa de alguna forma desconocida siempre es digno de alguna consideración. Por más que la casa de Chewie me conozca (descalzo, fumando, con Gaby, estresado, enojado, jodiendo, comiendo y riendo), yo todavía no la conozco a ella. Pero bueno, nos arriesgamos. Todo sera por Chewie, una de mis hermillas. Como apoyo para mis creencias navideñas, leer el posteo: http://egosum-mandala13.blogspot.com/2006/12/mas-de-navidad-con-un-buen-libro-de-por.html.

- En referencia a lo de Chewie como mi hermana, hoy formé mi familia, ya que perdí de alguna forma a la única que quedaba como formal. El orden queda así: Gaby en su papel de mejor amiga/amante/novia/cómplice/compañera/etc, Chewie en su papel de mejor amiga y hermana, Percantilla en su papel de mejor amiga también y hermana percanta y por último, Cheska (hablé con la güevona hoy y me divertí demasiado) en su papel de mejor amiga también y hermana loca recluida como monje (solo que no santa) en su casa por el momento. Como podrán notar, no hay hombres en mi familia, por el momento. No se me ocurre nadie... de hecho.

- En referencia a lo anterior de la familia perdida, he llegado a la conclusión de que anteriores familias han cambiado (o ha cambiado mi percepción sobre ellas, vale picha) lo suficiente para yo creerme ajenas a ellas. Tal vez sea un antisocial por naturaleza y la única familia que tolere es entre amigos, y que sea una tácita y hermosa. El punto es que entre revelaciones de mi nivel de consciencia y como el sexo va siendo, no una forma de crecer, sino ni picha, es claro que los intereses y sentimientos difieren, tomando como ejemplo ciertos acontecimientos de Percantilla y Co.

- Tengo que ponerme a escribir porque no he escrito ni picha. Toy leyendo El suelo bajo sus pies de Rushdie ahora y está buenísimo, pero todavía falta mucho para terminarlo y para demorarme en estupideces por internet cuando podría escribir. Ya ahorita son las doce y como Cenicienta, ahorita la compua se apaga. Rápido que viene el coche de calabaza.

- Llevo 1800 correítos (Sí, no estoy mintiendo. En tres días). 600 por día. Mañana voy a la casa de Lau, para estar con Clau y Co. para disfrutar un rato de rememorar los antiguos vacilones de cuando vivía ahí. Supongo que ahora que mi puta progenitora está en Israel, puedo ver la casa (mi casa) con un poco de amor sin temer que me vean. Mañana tratará de hacer mis 600 antes de irme, aunque tengo tiempo de sobre para sacar los 3000 que tengo como meta (Sí, 3000. Quiero empezar a acumular la plata de ahorro de vacaciones para las compras de nuevo año)

- Día de encuentros inolvidables. Obviamente mencionaremos primero a Gaby, que está durmiendo en su camita en Ciudad Quesada, esperando irse mañana a la playa por fin. Por alguna razón, solo el tener sus mensajitos todavía calientes en mi celular me inspira una cierta tendencia a pensar que está a mi alcance, como cuando duerme en la casa de aquí San Pedro. Pero mejor no engañarse. Sigue lejos y el tiempo para abrazarla y decirle Te Amo personalmente no ha llegado... ¡Charita!. Y el segundo encuentro. Dunia está de regreso a Costa Rica, desesperada con conseguir brete. La misma Dunia de los rollos con Roy, con Pablo, con las peleas y la que me hacía piojitos para dormirme (dormíamos en el mismo colchón. Nunca pasó nada. ¿Curioso, ah?)

- Y última curiosidad. Xime ya le agarra confianza a uno y lo tortura. ¡Oh Xime! Vos decís que es porque yo no calculé bien como gastar mi dinero... Si supieras. Sí no hubiera calculado como lo hice, en este momento no tendría apartamento, luz, agua, y reparaciones y compras ya pagadas. Sí, fue duro y tenía pensado no comer en toda la semana, como pusé anteriormente. Estamos miércoles (3 días de la semana) y llevo comiendo en todos, aunque precariamente, pero comiendo. Me quedan como 750 colones en moneditas y una suma desconocida en la tarjeta del BAC del restante de la compra de la entrada de Maiden, por lo que no estoy tan mal. Sí, no sé que voy a comer mañana, ¿pero lo pensamos mañana, ok?

Eso era todo. Ojala les haya gustado mi lista de curiosidad... ¡Como aprendimos hoy!

Tres Sueños ahora que sigo dormido

Sueño 1: Después de escaparme de la vigilancia de todo un complejo de seguridad de personas raras y uniformes, logro llegar a la escalera de los mil peldaños que domina la ciudad. Luego de mantenerme en las sombras, entro por el edificio principal y me encuentro a mi mamá. "Esto es para vos", me dice. Un queque de pequeño tamaño de chocolate con un feliz cumpleaños por ahí perdido. "No me gusta el queque de chocolate y eso vos lo sabés". De verdad no me gusta tanto... "Patrañas". Todo termina.

Sueño 2: Hablo con Sivianny y me cuentra sobre sus problemas con su mamá, que sigue jodiéndolo de una forma excesiva. Las cosas siguen dando vueltas mientras estamos caminando, él diciéndome sobre todas esas cosas que hicieran que me fuera.

Sueño 3: Junto con Olga y algunos de su familia me embarco en la investigación de un casa en donde asustan, que domina la visión de una Plaza de la Cultura muy diferente. Leo el cuento Las Ratas en las Paredes de Lovecraft antes y me doy cuenta que por alguna razón, es esa la casa del relato de terror. Tiemblo. Me arrepiento. La investigación es, extrañamente, de mi proyecto de lugares frikeantes y no me puedo echar atrás. Entramos. Es cómodo. Se escuchan gritos y cae un cuerpo por la ventana...

El cuerpo se levanta y me habla. Quiere que le ayude a pelear con su esposo el asesino. Acepto y subo unas gradas en espiral. Me quedo en la primera grade por no sé que razón mientras veo al resto que siguen caminando, sólo para verlos gritar y correr, diciéndome que agarrará a no sé cual niño para defenderlo. No logro ver al monstruo, por completo. Bajo corriendo las gradas en espiral y corriendo igual trato de llegar a la puerta de entrada. El niño se atora y veo con horro el monstruo, el demonio caminando así mí. El niño, por no sé que influencia, se transforma así mismo en un demonio y su cabeza explota. Me enojo. Quería a ese niño. Grito con fuerzas y golpeó en el pecho al monstruo. Y otra locura de mi sueño, este muere. Todo termina y solo tuve un pensamiento.


Pensamiento de Simón: ¿Por qué me quiero ir si son las películas de terror las que supuestamente me gustan más?

lunes, diciembre 17, 2007

Entre una intoxicación, el estrés y la estupidez

Todavía siento los tres pedazos de pizza (Dos Jamón y Queso, una Suprema), el cangrejo, el café y la chorreada en el estómago. Y en el dolor y la satisfacción de haber comido como nunca en mucho tiempo (desde las comidas en la casa de Gaby) se filtran algunos recuerdos del día de hoy.

Recuerdos como ver a esa hermanilla que se volvió otra vez Percantilla, transformándome a su vez en un Putito. Recuerdos de un amigo de carrera preocupado, feliz, paciente y no muy amigo de mis persecuciones y cosquillas. Noticias de una niña cristal y una familia que se vuelve un tanto extraña, un tanto desconocida, como un barco que antaño reposará en la bahía y ahora se perdiera entre la niebla y el mar.

También hubo un dolor y un odio, tremendo pero no definitivo. Esto, por sutil privacidad, nadie lo sabrá más que, pero por muchas razones puede haber un brazo quebrado y un muerto, ahí donde los sacerdotes de mi cuento Niebla tocan puertas y buscan la desesperación. Todo mañana me llega por la mañana, desde la entrada de Maiden hasta el disco con todo el metal de Gaby, pasando por una noticia... Mañana, como los árboles mueren de pie...

Sigo enfermo, con un dolor de cabeza que no me deja pensar y que más bien, junto a Xime, me ayudan a bajar excesivamente mi promedio.

Historia de Xime: Amiga por el msn desde hace un año y medio, o un poquito más. Confidente de N(más)1 cositas por ahí, entre amores, problemas y una que otra sonrisa. Sí, adivinaron. Nunca nos hemos conocido, aunque por fin hoy estábamos discutiendo sobre una tomada de café... "Manda güevo mae, ¿cómo no nos vamos a conocer?". Casi 5 horas habladas y nada de pereza ni aburrimiento... Nota: Gaby, como le decía a Xime... Te extraño.


Sigo enfermo y con semejante dolor de cabeza y cuerpo (me he dado cuenta que un riesgo de trabajo mío es la espalda. Debería hacer algo con eso antes de quedar jodido de por vida) me entero de que mandaron a otra mensajero por los libros de aquella mujer que metió el puñal por el omoplato izquierdo y lo dejó ahí por un buen rato; conseguí que la devolución se retrasará hasta el viernes, porque no tengo ganas de luchar, ni de hablar ni de nada... Que varas que la gente no madure, sin importar la edad.

Lo demás pasa rápido. Una llamada a Gaby. Una pedida de ayuda. Un calendario de desnudos en que me tengo que depilar y particpar con Gaby. ¡Ouch! Duele, tengo frío. Sigo. La historia completa de una familia que no debería, ni quisiera, detallar por aquí. La cólera sobre el cristal que pretende no romperse con Iron Maiden y su dichoso concierto. Y una revelación, bastante bonita.

Alguien hace mucho tiempo me dijo que esta podría ser mi última reencarnación en la tierra. Creo que hasta lo puse en algún posteo. Pero la verdad, yo no quiero. Me gusta esta escuela de aprendizaje. Me gusta la idea de comer mierda y luego ser feliz, y que esa dicha, por más pequeña que sea, se exalté por la mierda comida. Me gusta el amar y que cueste, me gusta el divertirme con las vueltas humanas. Sí, yo sé que soy un Dios y que esto va siendo una creación mía, al fin y al cabo. ¿Tonces, para qué irme todavía? Y aún peor, el obsesionarse por alcanzar un grado de perfección que debería llegar solo.

¿Se acuerdan del Siddharta de Hesse? Sea un personaje inventado por la mano de un hombre, o sea de inspiración metafísifica, esa es la imagen que tengo cuando me imagino a ese Buda, no el que todos seguían, sino el que buscó su camino y murió feliz y apartado de muchos. Yo quiero recorrer mi propio camino, quiero no pertenecer a una comunidad que piensa posee la verdad porque yo quiero encontrar la mía en específico, quiero amar hasta el fin y aprender de ello, quiero ser feliz, pero que sea divertido a lo largo del viaje.

Pero siguen siendo cavilaciones de un loco, y no de un ermitaño, como aquel libro que pensaba escribir cuando fuera grande(¿grande?) porque era todavía muy NIÑO cuando lo pensé. Sigo enfermo y ese chunchito me dice que Xime sigue hablando, ahora de una puta gastritis y de un helado que se derrite en la boca. ¿Partimos?

P.S: Chewie, Gaby, Navidad, perdón. No voy a ir a la cena porque me conozco y me voy a sentir incómodo. Si querés Gaby, acepto que no cocinés nada. Pensé en ir temprano e irme antes de todo, pero sería una descortesía. Pensamos (Chewie y yo) en que asistiera al almuerzo del día siguiente, pero ya tampoco nos va a funcionar. A mí me gustaba la navidad, cuando vivía todavía con mi mamá. Habrán algunas fotos ya perdidas de un Simón con "piyama" y gorro navideño, todo feliz... todo ignorante. Ya ahora no me gusta. No me siento cómodo. O es la festividad católica, o la de otra religión, como el capitalismo. Simplemente Chewie, por más que quieran que vaya, no va a funcionar y realmente pido perdón por eso. Quiero que sean felices, porque yo no lo voy a poder ser. Muchos recuerdos y no todos son felices... A veces la vida no sonríe el 24 de Diciembre o por lo menos, no para todos...

domingo, diciembre 16, 2007

La Ladrona de Libros

Ya terminé la Ladrona de Libros. Supongo que su narradora estará ahora en alguna parte, leyendo todavía el librito con tapa negra, preguntándose sobre como hacemos los humanos para vivir. Solo una cosa se me ocurrió hacer, faltando unas 30 páginas para terminar.

Nota mía: Lloré como desquiciado, solo preocupado por no manchar el libro que tarde o temprano, Gaby y algunos otros, leerán.


En cada lágrima se filtra un recuerdo. Hay algo que me dice que la historia de mi querida ladrona es la mía, que ella soy yo y yo ella, con ligeras diferencias espacio temporales. Claro... ¿Cuáles son mis bombardeos entonces?

Podría hablar de como tuve que rechazar la querida invitación de Chewie a su navidad familiar, pero sigo todavía en Alemania, con la nieve cayendo y una adolescente a lo lejos llorando, besando y hablando de una verdad que no vuelve más que al corazón. Tal vez más tarde. Tal vez otro día. Hoy es un minuto de silencio...

P.S: Esta es la entrada número 100 del Blog. ¡Feliz Aniversario Blog!

Algo diferente....

Sigo con el puto dolor de cabeza y este sentimiento de que el corazón simplemente me está latiendo más rápido de lo que debería, lo que me termina enfermando más. Los mocos siguen ahí, el dolor de cabeza está aún más fuerte y un sofoque me hace sentir que en cualquier momento me quedo sin aire... Pero algo ha cambiado, ¿saben qué es?

¡¡TENGO MI ENTRADA PARA MAIDEN!! Luego de mucho estrés al darme cuenta que no podía pagar aunque la página estuviera funcionando porque solo tarjetas de Credomatic eran admitidas, terminé yendo hasta el mall SP al acordarme que... (Recreación del momento: ¡Duh! Yo tengo la tarjeta del BAC). Comí y todo y aunque estoy seguro que eso me va a caer mal más tarde, vine feliz y con un temblor en las manos pagué y fui feliz.



Así es como va a ser mas o menos la escenografía del concierto que empezará a las 8 de la noche el 26 de Febrero, aunque posiblemente este yo acampando unos días antes para agarrar un buen campo. Siguiendo básicamente las líneas del mejor Tour que Maiden ha dado, el de Powerslave, la música que nos gobernará ese día será de los discos de los ochenta, con un ambiente faraónico. Será un evento magnífico, sublime, divino, por el cual estoy dispuesto a morir en medio despelote.


"To tie in with forthcoming 2008 releases on DVD of the classic 'LIVE AFTER DEATH' concert video (full details coming soon) this tour, aptly entitled 'SOMEWHERE BACK IN TIME', will revisit the band's history by focusing almost entirely on the 80's in both choice of songs played and the stage set, which will be based around the legendary Egyptian Production of the 1984-85 'Powerslave Tour'. This will arguably be the most elaborate and spectacular show the band have ever presented, and will include some key elements of their Somewhere In Time tour of 1986/7, such as the Cyborg Eddie." (http://www.ironmaiden.com/index.phptegoryid=8&p2_articleid=682)


Ahora, tengo que trabajar. Ya estoy feliz y me faltan 600 correítos el día de hoy para poder pagar el cel el próximo viernes (ojala no me lo corten) y preparar el regalo de Gaby. Yo sé que Chewie no me con buenos ojos que no vaya a comer toda la semana siguiente por pagar el concierto, pero ustedes me entienden, ¿verdad? Es Maiden.

Por la maldita entrada de una maldita página de un divino concierto

Para los curiousos que esperaban un posteo victorioso a la media noche de mi entrada de Maiden comprada, temo defraudarlos. Fue tanta la gente que se metió dos minutos antes de la media noche que el sistema colapsó y ni aún el Call Center (Me contestaron después de una llamada de 45 minutos) puede hacer la compra. Está todo el país en vilo por eso, yo lo sé. ¿Habrán entradas compradas ya? ¿Habrán afortunados? ¿O todos estaremos igual de mal?

Tengo todavía que trabajar y le enfermedad no ha hecho más que empeorar. Yo le había prometido a Chewie que iría con ella a Nova para la celebración y aunque no soportaba los mocos y el dolor de espalda, fui porque era ella más importante que todos mis dolores; igual, le tenía que dar tu tarjeta de cumpleaños. Comí nachos gratis que Chewie compro al darse cuenta de que los 20 rojos que ya había pagado los tenía que empezar a gastar de alguna forma y una cervecita y muchos, muchos cigarros. Ahí queda un paquete con algunos como testigos de la mascare.

Gaby, hice algo peor que solo darle la mano a Chewie. Bailé el nefasto reggeaton que tanto odio y una buena tanda de Lounge (creo) en que la loca salió a flote. Me "repeyaron" (si es que se escribe así), Chewie, y la endemoniada de Marisol, la misma que me ganó el concurso (ya la toleramos un poco más). Bailé y ahora no me soportó. No soporto la cabeza que gira, la garganta que estaba hecha picha y ahora, como si fuera posible, está peor y estos putos mocos que no paran de caer.

Perdón por eso Gaby, pero no podía defraudar a Chewie en su "cumpleaños". Seguiré tratando con la página de SuperTicket y mañana llamaré al Call Center para ver que. Ahí vamos poco a poco, pero luego de un intento de ayuda de la niña cristal, todo se ve negro. ¡Yo tengo que estar en ese concierto! ¡Como de lugar!

sábado, diciembre 15, 2007

¡¡¡MAIDEN!!!



Oh Dios, o sea, Oh yo... No puedo parar de temblar y hasta los mocos y el dolor de cabeza se van... Hoy, justamente Two Minutes to Midnight, se empezarán a vender las entradas de Maiden en la página SpecialTicket.com. Por supuesto, a las 11:58 p.m yo estaré comprando la mía, a un precio módico de 35 rojos por el VIP de pie, en el área verde. Sí, soy flaco y posiblemente me van a matar empujado/aplastado/asfixiado, pero vale picha... Es Maiden.

Aunque Gaby está dudando si ir o no por las mismas razones que yo enfrento con un fanatismo rayando en lo estúpido, yo no puedo simplemente no ir a ese concierto. Yo crecí, viví, luché, lloré, sonreí, amé y demás cosas con Maiden; desde que tengo corta edad reconozco sus portadas, su música y mi ente maravilloso, Eddie. Es emocionante, es asombroso... Es Maiden.
















Maiden no necesita palabras de más. Es quien es, porque es un Dios. Claro, según la mitología podríamos decir que Eddie para a ser la reencarnación del dios Iron Maiden, pero eso sería hilvanar muy fino y en mi estado febril, eso va siendo imposible. Dejo aquí esta charla, porque simplemente estoy a punto de caer en una verborrea hijueputa y nadie quiere eso. Nada más nos veremos de vuelta a la medianoche cuando ya haya comprado mi entrada.

P.S: Solo para que supieran, Chewie también me regaló una tarjeta toda cool de cumpleaños, con un dibujo de un dinosaurio y los propósitos de año nuevo de ella y los míos... ¡¡¡¡Te Amo Loca, Gracias!!!!

Una comida, un enfermo y un OVNI

Ayer fue tranquilo. Por primera vez me cantaron feliz cumpleaños en lo que llevo de recordar. Tuve un queque de Piratas del Caribe delicioso de manzana y mientras mi regalo brillaba en el bolsillo, yo me dedicaba a sonreír. Además, había logrado hablar con Gaby en el bus y teniendo la flor de regalo de Chewie en mis manos, pude escuchar como se iba para la playa el próximo jueves y como, sin saber ninguno de los dos porque, el papá había dicho que yo le caía bien... ¿Sorpredente, no?

Piratas del Caribe 2 sigue siendo igual de buena que siempre, y aunque caminaba con un puto frío y luego trabajaba los 250 correítos que me hacían falta, seguía todavía feliz por los dos tamales, los tres pedazos de queque y las cositas picantes que terminé comiendo en los lares moravianos.

Ahora lo único malo es que ando enfermito, con el mismo puto resfriado de Gaby; miles de pelotitas de papel llenas de mocos tapizaban el suelo de mi cuarto antes de que acatará botarlas. Pero bueno... Tengo que empezar a trabajar otra vez como a las 4 para poder ir al bar ese con Chewie para celebrar nuestros cumpleaños, ahora si con cerveza. (Curiosamente la cerveza no me ha faltado ultimamente y de gratis. Ayer fue una donde Chewie y una botella de parte de Diego cuando volví, el gringillo de siempre rechazado ante mi presencia.. jeje).

Escribiría más, pero quiero leer a la Ladrona y seguir escribiendo sería perder el tiempo, ¿verdad? Igual, no hay mucho que decir de ayer, ni menos hoy. Lo único importante sería hacer mención al OVNI costarricense, que llegué a conocer por medio de la voz temblorosa de Chewie y que motivo que viera el video. Yo sí creo, como creo también que hay falsificaciones en todas partes; no creo en el monstruo del lago Ness, pero sí creo en el monstruo en el lago del Congo, filmando por una televisora japonesa moviéndose, o sea, era de verdad. (Ese video salió en Animal X en Animal Planet y no lo he vuelto a ver). Pero lo del OVNI, yo he visto unos cuantos y todavía tengo un recuerdo (¿tal vez de un sueño? No creo) de un apagón en el medio de la montaña, en media función de mi mamá, y escuchar gritos y señas. Recuerdo el salir del gimnasio de esa escuela y ver una puta luz arriba de nosotros, girando, volviéndonos ciegos. ¿Increíble no? Ahí les dejo el video por si no lo han visto.


jueves, diciembre 13, 2007

¡Feliz Cumpleaños!

Hoy cumplí 20. Hace 20 años, a las 2:15 p.m de la tarde nacía una cosita hermosa como yo. Fui gordo desde niño, quizás para ahora ser la línea de perfil que soy. En la foto adjunta tenía 2 meses y dos semanas, o sea... Era todavía ese muñequito adorable. El asomado es mi tata, con su calvicie, su amor y su sonrisa. Nota aparte: ¡Puta como quiero a ese cabrón!

Gaby vino ayer. Eso tal vez perdone el hecho de que no escribo desde el martes. De por sí, ayer no había internet. No hubo queque, ni canciones ni familia prestada donde Chewie. Aún mejor, tuve a Gaby todo ayer en compra de libros (Tengo La Ladrona de Libros. Llevo 150 páginas. Se lo recomiendo ya a cualquiera), comidas, cine (Beowulf no se la recomiendo a nadie, ni a mi peor enemigo) y paseos. Fue volverla a ver en una semana que no estabamos juntos y el admitir que poco a poco necesito más de su cuerpo, de su sabiduría, de su sonrisa, de tu calidez... del peso en su lado de la cama. ¡Maldita sea! Recién se fue hace unas 10 horas exactas y siento ya como si no la hubiera visto en milenios... Gaby... ¡TE AMO!

Pero entre el cumpleaños y la celebración, muchos que no esperaba se acordaron me felicitaron. Sarita por mensajito, Lily por llamada, Chewie levantándome como yo hice con ella, tres mensajes por Hi5 (Francisco, Maylim y Burns... ¿Burns?). Y hace poco, una llamada de mi otra familia, la de Coronado, ruidosa y con mucha estática... pero no menos calurosa. Porque ustedes saben. Está la familia de Coro y la familia que ustedes ya deben de adivinar, conformada por Gaby y Chewie: Las mujeres de mi vida.

Apartado para Chewie: ¡Feliz Cumpleaños loca! Me hubiera encantado verte hoy, me hiciste falta, de hecho. Y tampoco te vi el día de tu cumpleaños y por alguna razón, me siento mal por eso. Sos mi familia güevona, lo querás o no, y por eso, yo también te amo, en nuestra forma bizarra de amarnos. Un añito más loca, un añito más. 19 para vos, 20 para mí, dos semestres de experiencias, cariño, locuras, quemadas de pelo, estreses y muchas cosas aprendidas. ¿Vos sabés algo? Junto con Gaby, vos sos parte de mis heroínas. ¡Muack!


Ahora tengo que hacer 100 correítos más para cumplir los 200 de hoy. Es mi cumpleaños y no quiero estresarme mucho. Quiero leer, quiero pensar en Gaby, quiero tratar de olvidar ese espacio que no se llena con su cuerpo... ni con su alma grandiosa.

Nuevo Proyecto: Buscar lugares frikeantes en el área de cada una de las provincias, empezando por San José. Lugares frikeantes con un acontecimiento que podría convertirse en leyenda como los Hijos del Diablo en el Museo de los Niños, el Sanatorio (el único lugar conocido), los hospitales, los museos, la misma UCR que amo... Y de ahí, a todo el país. Encuesta adjunta.

¿Por qué? Porque considero que a Costa Rica le falta recobrar su magia, su imaginación, su mismo amor por sus raíces, aunque sean cosas que le atemoricen. Las leyendas, aquellas que los abuelos contaban con tanto amor, ya nadie les pone atención. Nadie cree. El Principito del señor aviador se sentiría muy triste, ¿no creen? Eso falta en este país. El patriotismo no se aprende en la escuela con Cívica, sino con nuestras canciones, nuestra literatura y porque no, con nuestras leyendas de miedo.

Ahora, buscar esos lugares atemorizantes contemporáneos y que podamos vivir todavía sería volver a nuestra historia, volver a lo nuestro. Es dejar de mirar al extranjero cuando buscamos cosas sobrenaturales y extrañas, únicas en su género. Por eso lo creo importante. Hay formas de luchar y de intentar cambiar al mundo o al país. Este es una de ellas.

Entonces, cualquiera que sepa de lugares frikeantes famosos, incluyendo historias de abuelitos o demás miembros de la familia, de cualquier parte del país, le ruego que me mande un correo a mandala.xiii@gmail.com. Las fotos, el viaje y la investigación de todo el asunto lo hago yo, con, espero, Gaby y Chewie; el trío dinámico.

Para concluir este posteo cumpleañero, les dejo una de mis fotos favoritas cortesía de mi tata y su baúl de los recuerdos. Simón, futuro Premio Nobel de Literatura, dando sus primeros pasos...



P.S: ¡Clau, no me olvido de vos! Si alguien me acompaño este cumpleaños fue Claudia, mi querida amiga que desde hace tanto tiempo todavía enseña, divierte y discute. Aunque nos tuvimos que pelear con uno del montón por una banalidad, es claro que disfrutamos montones también hablando de vidas, películas, libros, experiencias y consecuencias del uso reiterado del célular para mandar mensajitos. Hace mucho que no la veía, y hacía falta. La única que se apuntó a estar conmigo en este vigésimo anivesario... ¡Gracias Clau, esas cosas no se olvidan! ¡Te quiero infinito!... Pongamos una foto para que la conozcan, ¿les parece?

miércoles, diciembre 12, 2007

Hagamos esto rápido que ya viene el tren

Debería no caerse el internet luego de que viniera el técnico "especialista" del ICE para reparar el puto problema que todos sabemos, sufrimos y maldecimos. Pero se fue la luz hace poco y recién se me han cerrado todas las páginas de mi querido H, por lo que en un desfase raro de prioridades, prefiero escribir algo en el blog que terminar los 100 correítos que me faltan.

Un 9.5, un 9.5, un 8.5 y un 6.5. Así vas las notas, con algunos posibles cambios en aquellas que no estoy del todo seguro porque no confió en los informantes. Humanidades, Introducción a la Mitología, Repertorio de Sexualidad (al que pasé faltando) y latín. Si me va bien en Historia Antigua (espero con otro 9.5) puedo esperar un promedio ponderado de 8.6, que no está del todo mal comparado con el despiche que fue este semestre... Y para los curiosos, sí, ya me quedé en latín.

El lunes me levanté para recoger las notas y hacer el examen, pero les juro que nunca encontré la clase. Pregunté, caminé, me ofusqué, y me reí de mi locura; terminé formulando la teoría de que la profe de latín, alias Satanás, era también el digno Cthulhu, figura espectral y tentaculal (palabra nueva), que se había comido a la clase, el examen de ampliación y a aquellos pobres ilusos que fueron. Como Chewie me invitó a comer, se me olvidó recoger la nota de Gaby, por lo que ahora está "enojada" conmigo. ¡Jeje!

Pero el mundo sigue siendo hermoso, ¿verdad? Ahora el problema de internet se soluciona poco a poco, parece que encontré un comprador para esta Amaterasu ya enferma de la que me quiero deshacer antes de que todo empeore y el bono que me pagan mañana podrá solucionar N+1 problemas económicos. La vida vuelve a sonreír y hasta el recuerdo de mi dulce concierto de Maiden regresa.

Cada vez me salen más ideas de cuentos que escribir, pero sigo sin tener tiempo (por güevon) para escribir. Ya borré Fallout 2, por que ya me había cansado del puto jueguito que enviciaba pero ya había dejado de entretener. Chewie con los males de amores de siempre que besa por lástima y por un sentimiento que ni ella logra definir; el que no logra definir es el beso del durante, porque tiene claro que el después fue un simple y llano asco.

Gaby viene mañana, por fin. Han pasado 5 días desde que no la veo y estando acostumbrado a verla a lo más día de por medio, fue algo duro de asimilar, más con las múltiples mini-depresiones de días pasados recogidas en el blog. Ya la idea del libro impreso se formula cada vez mejor y entre amigos, la vida se vuelve más colorida

Este debería ser el momento perfecto para decir que ya he escrito mucho, para ver si termino esos cien hoy.... Shhhh

Bueno, ya he escrito mucho por el día de hoy y aunque tenía varias cosas en mente que escribir, no me acuerdo de ninguna en particular en este momento, por lo que no tiene mucho sentido seguir divagando cuando tengo otras cosas que hacer. Ya escribí lo básico y seguir en este movimiento febril de mis dedos podría nada más llevarme al punto de que - sorpresa - se caiga el internet y ni siquiera pueda postear.

Chewie cumple mañana. La voy a llamar a las 5 (am) para levantarla y ser el primero en cantarle un ronco feliz cumpleaños... si me contesta. Esta semana es feliz, ¿verdad? Porque de todas formas, el mejor día del año es el 13 de Diciembre...

domingo, diciembre 09, 2007

¡Que extraño pensar!

La última vez que abrí el querido Crónicas, en aquella noche que tenía al celular de la mano pensando en la Gaby internada, tenía pensadas muchas cosas para el día siguiente. Pero por alguna razón (como es típico), se cayó el internet todo el fin de semana y recién ahora, después de haber trabajado 7 horas seguidas para cumplir los 1600 por poco, puedo nuevamente escribir.

Gaby salió bien del hospital, aunque con la burocracia de siempre duré por lo menos hora y media desde que le dieron la salida para poder abrazarla. Vinimos, vimos Sailor Moon y nos abrazamos y besamos como una forma de despedida tácita que se negaba a decir adiós. Así, luego de las vueltas y la felicidad, la dejé en la casa en que la recogerían sus papás y luego de hablar culiolas por mensajitos por un rato, un último mensaje iluminó el celular y luego... silencio. "Mañana tenés que recoger mis notas de Trabajo Social, como a la 1 en aquel lugar." Adiós Gaby.


Aunque no sabía cuando volvería, sabía que la vería antes del miércoles, porque es cuando malditamente cumplo mi segunda década por aquí. Iba a ser un fin de semana tranquilo: Hacer 500 por día, leer y terminar el libro del Terror (solo me faltan dos cuentos, y ya pasaron los mejores), jugar el puto jueguito de Fallout 2 que me tiene enviciado, y hasta escribir un poco de los cuentos planeados. Pero por fin, mi vida nunca sale como la planeo, ¿verdad?

Eran 2400 mi meta de esta semana, para poder pagar los 70.000 colones que necesitaba para sumar los 80.000 de la tarjeta y pagar el alquiler junto al recibo de luz y agua; ya estaba definido que la cuenta de 60.000 del célular los iba a pagar con la plata del trabajo de esta semana que esta empezando ya, con las doce campanadas de un apartamento que gira siempre. Pero vino el primer estrés de un fin de semana del que no me da vergüenza admitir lo mucho que llore. (Veáse cuenta progresiva estadística en el texto de la depresión en si)

La computadora volvió a fallar. El disco duro. Otra vez. Pantallita azul. ¿Se acuerdan? Fue el día que tuve que pagar 40.000 por este disco duro nuevo que le permite vivir a mi computadora. Lloré. Era la mañana del viernes. Hasta llamé a Gaby porque no sabía que hacer, no sabía con quien hablar, no sabía que gritar. Estaba cansado y un poco deprimido. (Depresión al 25%) Por fin llamé a los de siempre, Adnet bendito solo para que me dijeran que hasta el lunes podrían ir y si quería que fuera para hoy, tal vez funcionaría que la llevará a San José, por la Sabana.

Admito que dude un segundo, solo para correr para bañarme y salir disparado pero deprimido de la casa con mi computadora. Hablé con el técnico y me dijeron que tal vez estaría para hoy, lo que me alegro un poco, junto a las maldiciones de un Chewie que sufrió más que yo por lo mucho que la moleste. (Depresión al 15%) No había comido nada, pero tenía planeado comer ese mismo día con mil colones que me quedaban, así que hice el viaje caminando desde la parada de San Pedro hasta la Sabana caminando y a punto de desmayarme. La depresión subía y bajaba, pero se mantenía generalmente bajó la misma línea.

La dejé y me devolví en bus. No me acuerdo ahora que comí ese día, si es que comí. Creo que no... No me acuerdo. Volví a la casa y leí, jugué Fallout 2 y descansé. A la hora indicada me llamaron y al poco tiempo la compu estaba de vuelta, junto con el resplandor de ese gringuillo que tantos problemas trajo a Gaby, pues ahora vive en el Hostal de abajo. La conecto. Sonrió. La depresión iba a bajar completamente, pero... No hay internet, está caído. (Depresión al 35%)

Nadie lo podía reparar y tal vez eso me hizo feliz. Decidí que trabajaría los 500 por día y que eso lo arreglaría todo. Me fui a dormir, me levantó, no hay internet, llamó, me quejó, ya hay internet. Trabajo un poco, como en Mini Pizza por la U (con una pizza gratis ganada por mi hablada de mierda), trabajo otro poco y se vuelve a caer internet. Me quejó de nuevo, me dicen que dentro de un rato lo reparán, me distraigo por dos horas y cuando me doy cuenta, la única persona que lo podría reparar ya no está. Son las 6:30 y me empiezo a desesperar.

Pasemos a lo importante. No hubo internet todo el día. Entre la vieja que vino y despareció (Yo juro que la vi entrar, pero nadie me puede respaldar), el Fallout que me tenía harto y el grandioso de Lovecraft, llegó un punto en la noche que me di cuenta que no trabajaría tampoco. O sea, los 800 que tenía que hacer ese día, por los 500 que no había podido hacer el viernes por lo mismo, se acumularían para hoy, o sea 1600 correítos para un solo día. (Depresión al 95%) Me pusé paranoico, saliendo de mi cuarto a cada sonar de carro, esperando a la vieja esa que por fin nunca apareció. Lloraba, me pegaba, me agarraba el pelo y respiraba agitadamente. Me sentía solo. Me sentía desdichado. Venía el célular y sabía que ya la llamada de Gaby no pasaría por ahí, por lo menos por hoy. Nadie me podía ayudar. Nadie me escuchaba gritar. Todo valía picha.

Termine jugando Fallout para apagar el cerebro hasta las 6:00 de la mañana; todavía tenía esperanzas de que viniera, pero me dormí por el cansancio. Tenía previsto levantarme a las 9 para ver si había llegado y empezar el trabajo de 16 horas seguidas... pero el cansancio era mucho y la disposición poca. Me levanté a las 12 medio día, con el surco de lágrimas en mi rostro y la desesperación todavía latente. Prendo la compu, espero, Googletalk... Conectándose... Conectándose... No hay conexión. No había internet. Llamó, la vieja nunca llegó, no está, el internet sigue caído y nadie lo puedo reparar. Enrique, dueño de la mierda de abajo, aunque más comprensivo conmigo, no volvía hasta muy tarde hoy. Finalmente, (Depresión al 150%)

Pregunténle a Chewie. No iba a poder trabajar ni siquiera, pues creía tener solo 700 correítos (llevaba 900 realmente, pero no me acordaba), lo que era mucho menos que los 70.000 que tenía que ganar. No iba a poner pagar mi apartamento, mi célular, ni los recibos de luz y agua. Todo valía picha. Ya no comería. Ya no saldría. Ya no habría cumpleaños, como le dije a Gaby cuando la llamé y le dije lo muy deprimido que estaba. (De paso, me contestó la mamá y como nuestra primera conversación, por lo menos demostró ser divertida y excesivamente agradecida. Cool) Las escenas del sábado que se parecían a un ataque más que a cualquier otra cosa no se repitieron. Pero era peor. Ya todo carecía de sentido.

Pero bueno, leí y jugué Fallout, planeando como pedir préstamos a entidades financieras o escaparme o venderme o cualquier cosa que me ayudará. Eran las 5:00 p.m y escuché un portón abrirse. Me llevo un tiempo reconocerlo. La puerta quedó abierta mientras volé por la escalera con llaves en mano. Abrí a tiempo para ver a Enrique y suplicar el internet. Discusión de siempre por lo mismo, pero de forma diferente. Tal vez no me tenga que ir después de todo. Nos entendimos; el me comprende, yo lo comprendo. La información que le pasé del gringo (su negocio, los problemas en el hostal de Gaby de platas, la droga, los hombres raros, la ropa que se lleva, la policía que se llama) me la agradeció y se sintió una cierta tregua en el ambiente. Así, trabajé y trabajé, fue a comer un pollo frito al chino que aunque terminé devorándolo frío porque no podía ni tocarlo en mi jornada continua de 7 horas, me supo delicioso. Ya los gastos no importaban, ¿por qué?

Hay un bono de HornyMatches de casi 80.000 colones que me lo pagan el miércoles y del cual nada sabía. (Depresión al -100%) Podría pagarlo todo y hasta sobrarme plata para no tener que gastar toda mi semana próxima en el pago del célular. Chewie se alegro, después de regarñarme por no tener paciencia y diciéndome que vaya al examen de latín mañana. Ahí veremos, ¿verdad Chewie?

Ahora los dejo porque entre todas las cosa, no me he bañado hoy. O sea, no me bañe el domingo porque ya es lunes, pero no puedo dormir sin bañarme. Extraño pensar este fin de semana, ¿verdad?

miércoles, diciembre 05, 2007

Yo sé, yo sé... Mucho tiempo

Sé muy bien cuanto tiempo he durado sin escribir nada, pero si supieran todo lo que ha pasado, me entenderían; ese último posteo medio incoherente era solo el principio de una larga serie de sucesos que hoy culminan en una preocupación que aunque tal vez innecesaria, no puedo eliminar.

Ya he terminado la U. Solo un examen me falta de entregar (Historia Antigua para dentro de una semana). Un 6.5 para latín y la posibilidad de ampliación que posiblemente igual mamaré como los grandes. Humanidades para el Viernes y el Repertorio como ausente, porque no conseguí quien me dijera como recoger las notas.

La Universidad termina como un año fructífero. Un año en que hice amistades inolvidables como Chewie, y amores aún más fuertes como el que le tengo a Gaby. Un año de revelaciones y de evitar ser trosko, pero más conciente. Un año en que terminó deseando pasarme a periodismo sea como sea, para evitar la desidia de volcarme a culturas clásicas a las cuales no les puedo ayudar, dejando a esta mía, primero aborígen y después tica, ignorada.

Un año en que me pasé 6 veces de casa y hasta parece que me pasaré una vez más antes de que terminé el año (Estrés con el internet y el puto propietario que no entiende la frase SERVICIO AL CLIENTE). Un año en que conocí el amor, el problema, la delicia, la pobreza, la preocupación, el dolor y hasta la ira extrema. Seis meses de "familia" que se da cuenta que no vale la pena, y de FAMILIA de verdad que se reune. Un padre venezolano (trosko, de paso), con pierna mala y lengua sin pelos.

Ahora me faltan como 200 correítos para terminar hoy, pero igual no pienso terminar. Hoy es la última escalerita que hay que subir para terminar ese secreto que sólo yo y otro persona entenderíamos. Gaby no está aquí porque está internada y sin poder comunicarme con ella por un puto número que no está sirviendo, no sé que ha pasado. No es grave, yo sé; sé también que ya mañana en la mañana la tendré en mis brazos para invitarla al helado y arroz con mariscos que le prometí. Pero igual, la preocupación se filtra poco a poco y me termina volviendo loco.

Hoy no duermo, para los curiosos. Hoy no duermo, porque el ser sordo y no escuchar el celular hay veces que no es tan bueno.


En fin, hoy es un día/semana cansad@. Entre el semestre, el Sailor Moon, el trabajo y la estadía en este lugar infernal que terminan todos a un mismo tiempo, me vuelvo loco poco a poco. Supongo que esto es suficiente por ahora. En vacaciones tengo proyectado escribir todos los días, aunque quedándome aquí solo en mi casa, no veo mucho de lo cual escribir. Tengo tres ideas para cuentos (dos de terror, primera incursión mía en el ámbito, de la mano de H.P Lovecraft), así que espero estar ocupado en más cosas que solo el trabajo de puta virtual.

Los dejo, tengo que comer, trabajar y preocuparme un ratico...

martes, noviembre 27, 2007

Dios, que cansado...

Les escribo rápido que ya me voy a dormir después de lograr los 350 de hoy. Entregamos por fin el examen de Historia y me di cuenta lo idiota que es Daniela (Sí, si lo estás leyendo, deberías saberlo... Sos una idiota). Pero entre el café con Gaby y el abrazo con Chewie, ahora todo esta bien.

El dichoso examen de Gaby lo terminé a la 1 y piquito y ella se levantó a las 6 para terminar de arreglarlo. Que rápido se cuentan las cosas cuando uno se limita a decirlo lo básico, ¿verdad?

Y en otro ámbito de cosas, ya me entregaron el puto examen de pseudo-filosofía, que junto con el examen que presento mañana a las siete del Repertorio de sexualidad, forma parte de mis últimos examenes. Creo que latín es está semana, pero no creo tener el tiempo y la disposición de hacerlo el jueves, ya que el FEDEX ocupada mi mente aún más.

Estoy embotado. ¿Se nota? Tal vez.... Buenas noches...

lunes, noviembre 26, 2007

No desesperen. Todavía no me han callado.

Yo sé lo que deben de estar pensando mis lectores inexistentes. Que a raíz de no sé que vagancias ya no escribo aquí porque me da pereza, pero no podrían estar más alejados de la verdad. Porque sea como sea, sí he querido escribir pero no he encontrado el tiempo para hacerlo. ¡Maldito final de semestre y demás preocupaciones!

Empecemos por el principio. El Domingo aprendimos porque un Toro no es un Buey, y porque hay un día del Boyero y no del Torero. Olía a boñiga por todo lado, y por alguna razón, esa era una sensación agradable. Era como estar en un vientre materno enorme que olía, no mal, sino maravillosamente primordial. Pero pronto estabamos en otras y con ese calor inmundo, llegamos acá y pudimos vivir un poco, con el anhelo a lluvia y el odio al calor.

Valga hacer notar que no hice los 200 que me faltaban. La noche fue calurosa, y no por el clima. Increíble que hay cosas que uno nunca llega a notar, cuando se acostumbra a cierto "modos operandi".

¿La concentración de hoy? Gaby y yo estabamos ocupados entre revisando exámenes y caminando para hacer las vueltas que el puto WU no me dejó hacer el Viernes. Ya las hice, ya recibí confirmación, ya sé que el jueves es el principio del final... Pero se hace tan largo, más cuando sé que no soy yo el que la pasa más mal...

Nota de emergencia: Han pasado casi dos horas desde lo último que escribí. Gaby y yo fuimos a hacer unas vueltas que terminaron en comer una deliciosa comida con pollo en salsa blanca. Claro, ahora hay que abocarse a la tarea de su examen de humanidades, por lo que dejo el resto de cosas que iba a hablar para después.

sábado, noviembre 24, 2007

Un sábado lleno de cositas entretenidas... Y una pesadilla

Hoy ha sido un día productivo, o sea diría un vago. No he hecho más que trabajar, dormir, escuchar música y ver una película. Pero sea como sea, ha sido un día importante..

En primer lugar me levante sintiendo un terror particular que todavía me recorre. Aunque el segundo sueño que tuve me metía en un episodio de Sailor Moon (Sí, de Sailor Moon el anime), el primero fue particularmente maldito. Fue el viaje con la persona que amo a un lugar que define su pasado, junto con una persona que estará siempre presente, sea como sea. Y no me molesta, hasta que llegan cosas como el sueño. Como el beso de bienvenida, como los abrazos, como el rechazo y como el sentimiento de estar fuera de lugar, entre el abandono y la desesperación. Me levante y me puse a pensar. ¿No sería al fin y al cabo lo mismo que pasaría si el viaje se realizará realmente? Pero eso lo dejaré para otro día…

Después, entre comments y demás cosas, terminé agregando varios elementos a mi Blog. El primero es el mural del Proyecto Píxel por Píxel, en que podrán encontrar los slogans de por lo menos 100 Blogs afiliados. Aunque no encontrarán el mío todavía, si hay unos cuantos que vale la pena observar; justo lo necesario para perder el tiempo. Lo segundo que agregué fue un vínculo a la página de Cresnet, que sin yo saber mucho de italiano, pude entender que era ganar plata de la nada. Para los interesados, ahí tienen el link. Y por último, agregué un chunchito para que puedan escribirme cosas, de lo que sea… Bienvenidos sean sus comentarios.

Y Chewie, sos demasiado grande para que un carajillo te merezca. En eso Gaby y yo estamos de acuerdo, aún cuando solo disponemos de dos mensajitos que me ha podido mandar desde CQ. Y si fuera necesario, correrá sangre porque a mi Chewie nadie me la toca y menos me la tratan mal…¿OK? Para los que no entiendan, acá está el trío dinámico: Chewie, yo y Gaby, listo para matar a cualquiera.

¡¡Ah!! Y para los interesados, la película se llama Spider Forest, del increíble Tartan. Es bastante buena en concepto de fotografía y sonido, pero al final, uno tiende a confundirse con un final que no depara muchas respuestas. Diría más, pero quien sabe si a alguien se le ocurre verla. Si se quieren complicar la vida un rato, se las recomiendo.

En todo caso, ya hay una nueva encuesta. Ya que la mayoría votó por una Guerra Civil, quería saber como era que la gente consideraría que la deberíamos hacer. Ahí está el chunche ese, que como yo, no tiene mucho que hacer. A mí todavía me hacen falta 150 correítos, pero estoy comiendo y no puedo trabajar así (Sí, comiendo un fin de semana. Es que por una plata ahí que no debería estar gastando pude comprar pan, jeje). Ya me voy que hay cosas más importantes que hablar por aquí… ¿o miento?

P.S: Producto de mi vagancia. Estaba buscando la muerte de Steve Irwin, el pelotudo ese y la encontré. También encontré un bebé peleando una cobra y una anaconda contra un hipopótamo, pero este es el más impresionante… No apto para cardíacos, que es el video real…


viernes, noviembre 23, 2007

Démosle con un rapidín

Un rapidito porque llevo demasiado sin escribir por acá. Si quieren echarle la culpa, hablen con Gaby. Hemos pasado viendo Sailor Moon (Terminamos la primera temporada, por fin, 50 capítulos... Demasiado bueno) y Elfen Lied (Sangriento, bueno, un Chobits con sangre y sexo, jeje). Pero hemos ocupado tanto tiempo entre estas cosas que ni había trabajado y ahora me tocan 450 por día. Me faltan 150 que hago a las tres de la mañana porque ya estoy cansadito y quiero dormir.

Pero vamos a lo importante. Resumen de hechos: Concentración el Lunes a las 9:00 a.m en el Pretil con Pasacalles. Importante porque lo van a hacer unos cuantos más por ahí a lo largo del país y nos tenemos que sumar a la lucha. Historias de un Miércoles que un grupo amenaza a policías cobardes que terminan encañonando a jóvenes inocentes por unos cuantos que se creen anarquistas me acompañan con Jean-Pierre en la tarde. ¿Quién habría adivinado que ese joven terminaría así? Todos...

Gaby que se va y yo caminando por media Avenida palmándome del hambre y esforzando el corazón y el cuerpo a dar un paso más. La clase de Guía, mi 9 eximido de Comunicación y mi 10 en Guía, todos por empresas maquiavélicas. La plata que tengo que sacar del cajero y la transacción que hubiera querido hacer con Western Union que no se pudo. Picha (CDMB). Será hasta el lunes ahora... Pero como me hubiera gustado hacerlo hoy...

Sé que no he puesto fotos ultimamente, pero es porque no he tenido tiempo. Ustedes (supongo) me entienden. Final de semestre es de locos. Aunque ya latín es para mí territorio perdido, igual que un cierto Repertorio de sexualidad, tengo otros 3 cursos de los cuales preocuparme para sacarme un 10 y no perder todo mi maldito promedio. Además, he estado hecho picha ultimamente, tal vez por no comer, tal vez por el estrés, tal vez por los golpes en la espalda que solo yo recuerdo y solo yo pude haber visto, o por el libro de Lovecraft (Horrorres de Dunwich) que estaba realmente genial...

Pero los dejo para lograr dormir 4 horas antes de volver a atarme al yugo cibernético para seguir la vida... Que dolor, ¿verdad?

martes, noviembre 20, 2007

Un paso más para cumplir mi promesa (Secreto Simón II)

Estoy cansado. Me duelen los ojos y el estomaguito. Hace tres días que no escribo y todo por las mil y un vueltas que he tenido que hacer. Apenas hice 200 correítos para dejar las cuentas cerradas y poder dormir. Mañana hay marcha para decirle al presidente de los ticos que hay resistencia todavía y que si quiere firmar su puto TLC, va a sufrir las consecuencias después.

Este sería el momento perfecto para explicar lo de la encuesta, ¿verdad? Pero realmente estoy cansado. Mucho estrés. Muchas preocupaciones. Mucha rabia contenida contra esa ex-amistad que sigue siendo "ex" por lo maldita. Y desde que he escrito, mucho ha pasado. La confirmación, la verdad y una gotita de jugo de naranja perlan este fin de semana. La gota de la ducha que cae, el paño que seca, la risa que esconde y el Sailor Moon (nuevo vicio de Gaby y mío junto al Facebook) en la computadora. Una pastilla que juega de huevo de oro y una extranjera que aparece como la gallina de los huevos dorados.

Así me voy a dormir. Relativamente con una sonrisa. Porque la razón del estrés ya no es tanto, ni la gravedad del queso que no tiene refri que lo protega se vuelve estúpida. Como lo he expresado en el posteo anterior, esto no es para que lo entienda más que yo. Esto es un recordatorio para el futuro de una realidad en particular.

¡Buenas noches!

P.S: Puedo tener cansancio, pero Chewie se merece unas cuantas lìneas. Valiente preciosa, sos grande. Yo sè que otros tendràn (tendremos) otras cosas que parecerán más graves, pero lo de hoy tuyo fue colosal. Sacaste valentía y dijiste la verdad y aún más, obtuviste un beso como recompensa. Yo sé que cuesta, pero tenés que esperar. Ánimo. ¡Una mariposa y un dinosaurio están de tu lado!

sábado, noviembre 17, 2007

Un día de vagancia que cansa... Mirad la rima. Un secreto para Simón.

Sí, hoy he pasado de vago. Como ya lo de la tesina terminó y me niego a colaborar en el trabajo escrito de investigación del repertorio por la sencilla razón de que del grupo de mujeres no me han dicho nada. hoy no tenía que hacer nada. Solo 550 correítos dividos en tres pedacitos, que a la larga no era tan cansado... ¿Qué pasó entonces?

Tal vez fue el ir a a pagar el celular que debo desde el miércoles y el saber que el puto sistema se había caído y no podía pagar (Picha, CDMB); tal vez fue el no haber comido más que dos tubos de galletas Sabemas de esas que saben ricas, junto con una Chiqui y un jugo de naranja pequeño; tal vez fue, aún más, el haber tenido que estresarme en la mañana por el internet que no tenía, y que tuve que bajar (como siempre) a arreglar.

Pero para hacer las cosas más simples, tal vez fue todo eso y aún la discusión que tuve con una ex-amiga que necesito ahora. Esto no lo va a entender nadie, más que yo y otra persona, pero lo tengo que salvar aquí para recordar; la tarea del blog es, sea como sea, que lo lean como que yo lo lea después. Todo pasa por una razón, lo he repetido una y otras vez. ¿Hasta esto es por una razón? Las cosas no se pueden esperar solucionar hasta la próxima semana, pero una estela todavía cubre la visión de unos cuantos. Y pensar que después de todo, uno nunca sabe cuando necesita cierto conocimiento de algo... Puede ser que la incertidumbre me mate un poco, pero no tanto como esperaría. ¿Por qué? ¿Por qué estoy tan tranquilo a pesar de todo? No sé...

Finalmente, debo irme a dormir. Mañana viene Gaby y me tengo que levantar temprano (6 a.m) para tratar de adelantar todo lo posible. Otros 550 correítos me esperan y prefiero dormir un poco. Me niego a volver a entrar a Facebook este fin de semana, o por lo menos, no volver a ponerme a jugar Risk online. O sea, ¡como envicia!

Pero bueno... Buenas noches a todos.

P.S: Chewie, gracias. Vos sabés que te quiero en puta y que todo lo que hago, digo y hasta lo que molesto es por una razón. Hoy a sido un día grande para vos, porque estás entrando en algo que antes era solo una ilusión a lo largo de un camino. Sí, hoy estás comiendo mierda, ¿pero que más grande que comer mierda por el amor? Mañana todo se sabrá, mañana habrán lágrimas, sean de felicidad o alegría. Y cuando eso pase, agarra el teléfono y me llamás. Porque al final... ¿Para qué putas están los dinosaurios como yo? ¡Jeje!

viernes, noviembre 16, 2007

Se alarga la noche... siempre... ¿no creen?

Estoy harto de trabajar y todavía me faltan 100 correítos, o sea, una hora de trabajo. Relativamente yo sé que no es nada, pero después de hacer 350 entre conversaciones con amigos, ir a dejar las películas de Kill Bill al puto video y tratar de consolar a una diosa en una cena de graduación aburrida, estoy realmente cansado... Y tengo justo derecho, ¿verdad?

En todo caso, supongo que a las once u once y media empezaré de nuevo, para terminar temprano (relativamente) y levantarme mañana tipo siete u ocho para trabajer dos horas en la mañana y dos horas en la noche. Me quedará suficiente tiempo en el medio para leer (Tierra de Hombres del gran autor del Principito) e ir a pagar el celular, una de las cosas que más me está jodiendo este mes.

Porque es que no he siquiera empezado y ya tengo un déficit de dinero que me va a joder cuando me llegue el tan esperado y nefasto recibo del celular por 50 mil colones, recuerdo de varias noches en donde las horas pasaban y yo no podía soltar el teléfono. ¿Por qué? Por amor, por necesidad, por charlatán, por curioso... por tantas cosas.

En fin, debería dejar de hablar y ponerme a trabajar. Me encantó, solo para reanudar aquella costumbre de comentar libros, Casa de Muñecas de Enrique Ibsen. Pasé todo el maldito libro (aunque sea cortito, la ansiedad no deja de crecer) solo para disfrutar de un final esperado pero igualmente delicioso. Ese, junto con Tierra de Hombres, son los últimos libros del grupo sacado aquel día que tanto pasó entre Gaby y yo. Entre ellos estaban: Siddharta, Madame Bovary, Harún y el Mar de las Historias (¡Grande Rushdie!) y nada más. Ahora quiero sacar Fausto, aunque todavía no se me quita la cara de asco que puso Gaby cuando vió tanto latín. Y pensar que ya no lo puedo defender tan bien como antes...

Solo para los que se preguntan por esa última afirmación, me quedé en latín (ya lo asumí) y a la larga dejé de ir a clases. ¿Para qué si no tengo ánimos de asistir con el monstruo? Sé que en la U uno se topa de todo, lo que no me obliga a poner una buena disposición con alguien tan arrogante, Satanás como diría Chewie.

Pero bueno... Estoy hablando con Chewie y parece que la cosa está grave. Tal vez termine de trabajar y me meta en Facebook para terminar de subirle el nivel a mi Slayer... (Dios mío, ya parezco como cuando jugaba Dungeons, jeje). Buenas noches a todos...

Archivo del Blog